5 consejos para mantener el enfoque en el trabajo.

5 consejos para mantener el enfoque en el trabajo.

Home office es una realidad para muchas madres, que puede ser de forma temporal ahora en tiempos de Coronavirus o definitiva. Te ayudamos con esos 5 consejos para mantener el enfoque en el trabajo.

Establecer horarios claros

Si estás trabajando desde tu casa, es fundamental que le aclares al resto de tu equipo en qué horarios vas a estar disponible para responder mails, atender llamadas o participar de reuniones remotas. 

De esta manera, podrás comunicar con anticipación cuándo vas a estar trabajando y cuándo no. Si bien los límites entre la vida personal y laboral son difusos al estar en cuarentena, es importante intentar marcarlos y respetarlos para no estar online durante todo el día. 

Define tu lugar de trabajo 

Lo más adecuado para quienes trabajan en casa, es elegir un lugar de trabajo vacío y tranquilo. Como sabemos que en una casa con niños estas palabras no existen, el consejo es elegir un lugar (ya sea una mesa de la sala, un sofá, un escritorio) que sea tu estación de trabajo. Tenga en cuenta que cada vez que esté en este lugar, tus tareas serán las de la vida profesional. Una vez que te levantas, tu vida personal se enfoca. Vale la pena recordar, si es posible, advertir a los niños que ese lugar no es para jugar o moverse, sabiendo cómo diferenciar lo que pueden y no pueden hacer.

Hacer pausas durante el día

Es recomendable hacer pausas durante el día laboral para descansar la vista, mejorar la postura, hidratarte y no saturarte por el trabajo y otras obligaciones personales. 

Puedes hacer una pausa cada cierta cantidad de tiempo para caminar por tu casa, tomar algo, hacer alguna tarea del hogar, leer por algunos minutos o hacer ejercicios de estiramiento. Además, intenta desconectarte de los dispositivos electrónicos durante el horario de desayuno, almuerzo y merienda.

Los niños necesitan de una rutina

En tiempos de vacaciones o en esos momentos en que todos necesitan quedarse en casa, también es necesario pensar en los más pequeños. Después de todo, ellos también necesitan una rutina saludable. Planifique actividades para que realicen durante el día, de modo que pueda tener más tiempo para trabajar sin interrupción. Los rompecabezas, los juegos y los libros son excelentes para su desarrollo y requieren una gran cantidad de tiempo.

El diálogo y la comprensión son esenciales.

Por mucho que sigas todos los consejos, es importante tener en cuenta que: los niños son niños. Así que trate de entender cuando se aburran o interponerse en tu trabajo. En estos momentos vale la pena tener una conversación franca con ellos y tratar de encontrar una manera de divertirlos también. Después de todo, a nadie le gusta estar encerrado en casa, ¿verdad?